miércoles, 2 de mayo de 2012

Hecho de menos los trenes


De vez en cuando echo de menos un poco trabajar en el tren, pero desde que volví de Cádiz pienso en ello más a menudo que antes.
Yo dejé de trabajar en el tren porque era un trabajo que ya no me satisfacía personalmente y tuve varios problemillas que me hicieron tomar la decisión de volverme a poner a estudiar. Intenté compaginarlo con los estudios y no pude.
Muchas veces me he preguntado si dejar el tren para volverme a poner a estudiar fue una decisión correcta. Sé que las cosas allí han cambiado mucho, ya no están los turnos de antes, los sueldos han bajado… en general las condiciones de trabajo han empeorado. Pero no puedo evitar pensar en volver al tren.
Recuerdo viajes increíbles que no los cambio por nada, he conocido gente maravillosa y gente no tan maravillosa. Ayer ver a compañeras con las que había viajado y escuchar preguntarme cuando me incorporaba, hizo que me entrara nostalgia.
Sé que las cosas pasan por un motivo y es probable que yo no estuviera destinada a trabajar allí, me gusta lo que estoy estudiando y sé que seré una gran psicóloga. Pero no puedo evitar preguntarme  cómo sería mi vida si siguiera en los trenes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario