martes, 8 de mayo de 2012

Todo llega a su fin

Pensaba que siempre estaría allí, que podría irme y volver cuando quisiera y que él estaría esperándome, pero me equivocaba. No lo vi venir pero era algo inevitable, demasiados juegos de idas y venidas. Yo me alejé un poco y él terminó de alejarse.
No sé si algún día volveremos a vernos, solo sé que ya nada será igual. Ya no volverá a ver esa amistad que tuvimos un día, el tiempo pasará y sólo seremos unos simples conocidos con un pasado inolvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario