lunes, 17 de diciembre de 2012

Los objetos y las personas


Esta imagen me ha gustado mucho y creo que tiene mucha razón. ¿Cuándo dejamos de querernos para querer a los objetos?
Tanta es la satisfacción que nos causan las cosas materiales que llegamos a preferirlas a las personas, o tal vez es que nos refugiamos en ellas porque sabemos que no nos pueden hacer daño como lo hacen las personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario