martes, 22 de octubre de 2013

Capítulo 3. Los hombres se retiran a su cueva y las mujeres hablan

Capítulo 3. Los hombres se retiran a su cueva y las mujeres hablan

Ya empieza lo interesante, es un libro que a pesar de estar en desacuerdo en algunas cosas, estoy de acuerdo en muchas. Este es un capitulo interesante que habla en como los hombres y las mujeres reaccionamos cuando tenemos un problema.

Los hombres suelen actuar callándose, alejándose de nosotras, saliendo con sus amigos; mientas que nosotras cuando tenemos un problema nos gusta hablar de ello, por eso muchas veces metemos la pata insistiendo a los chicos a que nos cuentes sus problemas, y no nos damos cuenta que su manera de afrontarlos es diferente a la nuestra y lo que conseguimos es que ellos se distancien más de nosotras.

El libro cita textualmente "Una de las mayores diferencia entre hombres y mujeres está en el modo en el que hacen frente al estrés. En tales momentos, lo que necesita el hombre para sentirse bien no es lo mismo que necesita la mujer"

"Los marcianos se retiran a su cueva para solucionar sus problemas solos y sentirse mejor", Por su puesto esto no es en sentido literal, a lo que se refiere es que los hombres en vez de expresar sus sentimientos se los callan hasta que consiguen hallar una solución a sus problemas o se abstraen viendo la tele, saliendo con sus amigos…

"Las venusianas se reúnen y hablan abiertamente de sus problemas para sentirse mejor". Para las mujeres compartir sus problemas significa que muestras confianza en la otra persona al compartir tus sentimiento, mientras que para los hombres hablar de sus problemas en la mayoría de los casos significa cargar a la persona a la que se lo cuentas con sus problemas. Aquí se ve claramente una gran diferencia de ver las cosas entre hombres y mujeres. Una misma cosa la vemos totalmente diferente.

"Una mujer agobiada no tiene un interés inmediato en hallar soluciones a sus problemas, sino que busca más bien alivio en el hecho de manifestarse y verse comprendida". "A fin de olvidar sus sentimientos dolorosos, es posible que la mujer se involucre emocionalmente en los problemas de los demás". " Del mismo modo que para el hombre es una manifestación examinar los complicados detalles que llevan a una solución a la mujer la satisface comentar los detalles de sus problemas"

Estoy de acuerdo en casi todo lo que dice este capítulo, pero a las mujeres no sólo les gusta hablar de sus problemas sino también hallar una solución.

Este capítulo me ha enseñado a ver una gran diferencia entre los hombres y las mujeres y a aceptar comportamientos de los hombres que antes no entendía. Creo que todas las mujeres estarán de acuerdo conmigo en que nos gustaría que los hombres compartieran sus sentimientos y sus problemas con nosotras sin que se sintieran que nos están cargando con ellos, pero su punto de vista y su manera de pensar es tan diferente a nosotras que intentar hacer que se parezcan a nosotras solo aumenta su distanciamiento y poco a poco nos aleja de ellos.

Aunque entender que son diferentes y por tanto sus reacciones también, para mí no es fácil llevarlo a la práctica y muchas veces inconscientemente presiono a mi pareja para que me cuente lo que le pasa, pero espero poco a poco dejar de hacerlo y que sea él cuando esté preparado el que me lo cuente.

Espero que os sirva de ayuda


No hay comentarios:

Publicar un comentario